Las 7 claves para dirigir un equipo.

Dirigir un equipo de personas requiere una buena organización. Puedes tener muchas ideas buenas para el negocio o contar con conocimientos muy importantes, pero si no te sabes organizar bien, es posible que no cumplas tus objetivos. Y es que cuando gestionas equipos de personas, además de tener mucho trabajo por el mero hecho de ser líder, tienes que ser consciente de las aptitudes de tus trabajadores. Es decir, cuando diriges equipos tienes que preocuparte de tu trabajo y el de tus subordinados. Sus tareas, sus habilidades y saber organizarlo todo para ser una persona justa con todos y poder asumir tu carga de trabajo de la mejor manera posible. Para poder conseguirlo, vamos a darte una serie de claves o consejos para dirigir equipos de personas de la mejor manera posible.

Consejos para optimizar la dirección de equipos
  1. Tener una agenda es fundamental. Incluso si tienes un asistente es muy recomendable que tengas tu propia agenda en al que puedas apuntar tus tareas, tus planes personales, las horas, etc., para que no se te olvide nada. Además, puedes ponerte alertas para poder prepararte con tiempo.
  2. Reuniones periódicas y efectivas. Un exceso de reuniones es improductivo, pero al dirigir equipos es importante realizar varias para poder poner todo en común, crear un buen ambiente laboral entre compañeros y poder organizar bien los proyectos a llevar a cabo.
  3. Valoras bien cada función. Para atribuir tareas o funciones entre los empleados es importante que analices el peso y la carga que supone cada una. Es muy importante para ser justo y todos tengan una carga de trabajo similar. También para dar retos profesionales interesantes de manera similar, con el fin de que no se produzcan conflictos.
  4. Ensalza el trabajo de todos. Intenta ser lo más equitativo posible a la hora de destacar el trabajo de los empleados. Si un día vas a poner en valor el de una persona, procura que el próximo día el que destaque sea otro. Es la mejor manera de que todos se sientan importantes y valorados.
  5. Premia por el trabajo bien hecho. Si se cumplen objetivos, premia con días libres, plus de sueldo, o cualquier beneficio que puedas permitirte dar.
  6. Fomenta el trabajo en equipo entre ellos para que aprendan unos de otros y sepan aportar sus conocimientos, respetando las ideas de otros.
  7. Ten paciencia. Dirigir equipos no es tarea sencilla y debes tener paciencia, pero si lo consigues es una de las mayores satisfacciones a nivel laboral que puedes tener.